Carlos Sainz, Nasser Al-Attiyah y el equipo VW hicieron la puesta a punto final


El impresionante despliegue del equipo Volkswagen alteró hoy la calma veraniega de los alrededores de Zárate mientras los semirremolques, los camiones/taller, las camionetas y más de un centenar de ingenieros, mecánicos y asistentes rigurosamente uniformados y entrenados con disciplina teutónica asistieron a los pilotos que hicieron la puesta a punto final de sus Tuareg 3 para este Dakar 2011.

Un circuito con obstáculos creado ad-hoc en un campo de unas 300 hectáreas a unos 120 kilómetros de Buenos Aires fue el predio elegido por el team para realizar los ajustes finos y para que los pilotos y copilotos retomaran el diálogo con los vehículos que, esperan, los conduzcan a la victoria en la categoría Autos el próximo 16 de enero, tras más de 9000 kms. de recorrido.

“Este año el Dakar va a ser muy duro, porque la ruta va más al norte y hay más tramos fuera de pista, lo que complica mucho las cosas para los competidores. Además, con los cambios introducidos en el motor de la Tuareg, seguramente la carrera será mucho más veloz”, analizó el príncipe qatarí Nasser Al Attiyah, quien tras quedar apenas dos minutos y unos segundos detrás de Carlos Sainz en la edición 2010, es uno de los grandes candidatos a quedarse con la victoria esta vez. “Pero estoy muy preparado —agregó—. Desde que terminó el Dakar anterior he estado entrenando tres horas por día, todos los días, haciendo trabajo físico y mental también, también corrí muchos rallies del Campeonato Mundial, por lo que creo que llego mucho mejor preparado.”

“He venido a ganar y me siento seguro de poder hacerlo —agregó con una amplia y confiada sonrisa—. Y aunque me sentiré feliz cualquiera sea el resultado, voy a hacer lo mejor que pueda, por mí, por mis seguidores y por mis amigos, que siempre me apoyan y son muchos…”

En un alto en las evoluciones entre bumps curvas cerradas y nubes de tierra como preámbulo de los desiertos, mientras mecánicos se afanaban entre máquinas futuristas y cables alrededor del auto azul, rojo y amarillo Nro. 300, Carlos Sainz comentaba: “Creo que quien no afronte el Dakar ya no con la prudencia, sino con el respeto necesario hacia el desierto, tiene una mala estrategia. Aquí no hay ideas fáciles, y en cualquier momento puede llegar la sorpresa. Por eso, aunque sabes que va a haber días difíciles, nunca hay que pensar que va a haber un día fácil, hay que esperarse lo peor cada día, y así no hay sorpresas.” El sabor del fracaso a último momento en el anteúltimo Dakar merodeaba en los pensamientos del español que hacía estas reflexiones. Y aunque pudo desquitarse en enero último, sabe que su compañero de equipo, justamente, será quien le plantee la más dura lucha.

Se siente, sin embargo, suficientemente preparado —sobre todo, experimentado—, para defender el título. “Mis expectativas son hacerlo lo mejor posible y tratar de ganar la carrera —concluía—. El año pasado la estrategia fue salir rápido, tratar de ponerme primero, por si los BMW salían muy rápido, como así ocurrió. Pero también pensábamos que podían tener problemas. Los problemas llegaron mientras yo estaba primero, y sinceramente pensé que tarde o temprano iban a llegar órdenes de equipo, porque ganar el Dakar, históricamente, las ha habido siempre. Pero no llegaron, y me alegro de que no llegasen…”

Fuente: Prensa Red Bull
Carlos Sainz, Nasser Al-Attiyah y el equipo VW hicieron la puesta a punto final Carlos Sainz, Nasser Al-Attiyah y el equipo VW hicieron la puesta a punto final Reviewed by Damián Fanelli on 10:00 a.m. Rating: 5

No hay comentarios.

Download