Home Top Ad

Publicite aquí

Audi presentó el Q4 e-tron concept en Ginebra

Solo un año pasó de la presentación del primer Audi eléctrico de producción en serie en el Salón de Ginebra 2018. Por aquel entonces, el Audi e-tron lucía aún pintura de camuflaje. Ahora, en el mismo escenario, la marca de los cuatro anillos develó su nuevo modelo totalmente eléctrico. Se trata del Audi Q4 e-tron concept, un SUV compacto de cuatro puertas y 4,59 metros de longitud con el que continúa el camino e-tron de la marca.


Dos motores eléctricos generan una potencia de 225 kW en el Audi Q4 e-tron concept. Como es habitual en la marca, la fuerza de sus motores se transmite mediante el sistema de tracción integral quattro. Gracias a su excelente motricidad, el concept puede acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 6,3 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 180 km/h. La batería de gran tamaño tiene una capacidad de 82 kW/h y ocupa prácticamente todo el espacio existente entre los dos ejes, en la parte inferior del auto.

La autonomía superior a 450 kilómetros –según el estándar WLTP– se convierte en una nueva referencia dentro de su segmento. La tecnología del Q4 e-tron concept controla la plataforma modular para vehículos eléctricos (MEB), que servirá de base a numerosos modelos de producción del Grupo Volkswagen en el futuro, desde compactos hasta otros pertenecientes a segmentos de clase superior.

El Audi Q4 e-tron concept es un anticipo de lo que finalmente será el quinto modelo eléctrico de fabricación en serie de Audi, que llegará al mercado europeo a finales de 2020. Mientras tanto, las ventas del Audi e-tron en el viejo continente ya han comenzado y las primeras unidades se entregarán a los clientes antes de que finalice el mes de marzo. Este mismo año, más adelante, se presentará el Audi e-tron Sportback. También lo hará el Audi Q2L e-tron, que ha sido diseñado específicamente para el mercado chino. Otro modelo importante es el Audi e-tron GT, un coupé de cuatro puertas y altas prestaciones, cuya presentación está prevista para la segunda mitad de 2020. Este último coincidirá en el tiempo con la entrada en producción del compacto Audi Q4 e-tron. Con esta oferta de modelos eléctricos, Audi tendrá presencia en todos los segmentos importantes del mercado, tan solo dos años después del lanzamiento de su primer vehículo eléctrico.

Dimensiones e interior

Con 4,59 metros de largo, 1,90 m de ancho y 1,61 m de alto, el Audi Q4 etron concept se posiciona entre los vehículos con mayor capacidad de la categoría compacta y se convierte en un modelo ágil tanto en ruta como en ciudad. La distancia entre ejes es de 2,77 metros. Al no existir un túnel de transmisión que reste espacio, el Q4 e-tron concept ofrece unas dosis de habitabilidad y confort inesperadas, especialmente en términos de distancia longitudinal para las piernas, tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

La sensación de espacio se ve ampliada con la iluminación interior. Cuando las luces se activan, una serie de colores cálidos dominan la parte superior del habitáculo y contrastan con la alfombra del suelo, de color oscuro.

La parte frontal, los pilares de las ventanillas y la parte superior de las puertas y del guardabarros integran unas microfibras textiles en blanco y beige.

En el Audi e-tron concept, la sustentabilidad es una prioridad clara, y no solo en términos de mecánica: el piso de este modelo está fabricado utilizando materiales reciclados.

En lugar de los marcos decorativos en color metal cromado, las superficies están cubiertas con un acabado multicapa de pintura de alta calidad. Cuatro asientos con apoyacabezas integrados y tapicería de Alcantara reflejan el exquisito nivel de artesanía aplicado en el interior. Las costuras dobles cosidas con hilo grueso le dan una terminación especial a la tapicería.

La pantalla del Audi virtual cockpit, con los elementos más importantes relativos a la velocidad, el nivel de carga y la navegación, están ubicadas tras el volante. El head-up display de gran formato con función de realidad aumentada es totalmente nuevo: puede mostrar información gráfica de relevancia, como por ejemplo flechas direccionales de giro, directamente sobre la ruta.

Los paneles de control diseñados como elementos táctiles en el volante se pueden usar para seleccionar funciones de uso frecuente. En la parte superior de la consola central figura una pantalla táctil de 12,3 pulgadas, en la que se proyecta toda la información del infotainment y otras funcionalidades del vehículo. Esta se encuentra orientada al conductor para hacer más fácil y cómodo el manejo. Debajo de ella se ubica una hilera de botones para el control del sistema de climatización.

Por su parte, la zona entre los asientos delanteros está diseñada como un amplio espacio de almacenamiento que incluye una plataforma de carga para teléfonos móviles. Existe una superficie horizontal de cuidado diseño en la que se integra el botón de selección de marcha, que también sirve como cubierta de la parte frontal de la consola.

El diseño exterior: Muy Audi, muy e-tron

El Q4 e-tron concept se identifica como un Audi a simple vista, por su parrilla Singleframe, que integra el logo de los cuatro anillos. Y no necesita mucha más observación para dejar en claro que se trata de un e-tron. Al igual que el primer Audi eléctrico de producción en serie, el concept también presenta una superficie cerrada dentro de un amplio marco octogonal. El aire llega a través de grandes entradas que se extienden desde la parte inferior de los faros Matrix LED hasta el paragolpes delantero.

Los prominentes guardabarros son una característica de diseño propio que distingue a los modelos de Audi. Las líneas marcadas en el Q4 e-tron concept añaden un toque muy característico a la vista lateral. El área exterior que comprenden los dos ejes, y que esconde la ubicación de la batería que proporciona la energía al SUV, está formada por una superficie acentuada, algo ya típico de la saga e-tron. Las grandes ruedas de 22 pulgadas no dejan duda sobre el carácter de este concepto. En la parte posterior, el techo dibuja una línea de caída descendente, que imprime al vehículo un aspecto particularmente dinámico.

La llamativa banda de luz que conecta los dos grupos ópticos traseros en el Audi Q4 e-tron concept es un elemento distintivo de la familia e-tron. No sólo aquí queda demostrada su pertenencia a la gama eléctrica, sino también en el interior de las luces, donde los segmentos LED recuerdan a los de su hermano mayor. Finalmente, la pintura de carrocería en color ‘Solar Sky’, un tipo de azul que cambia de tono dependiendo del ángulo de incidencia de la luz, es una clara innovación de la marca.

La pintura, que ha sido desarrollada específicamente para el Audi Q4 e-tron concept fue producida bajo condiciones de cuidado al medio ambiente. Dados sus componentes reduce la acumulación de calor en la superficie de la carrocería y en el interior del auto de forma significativa. Gracias a esto aumenta la sensación de bienestar de los ocupantes y se reduce el esfuerzo energético necesario para que el sistema de climatización logre una temperatura adecuada. Esto ofrece un mejoramiento en la autonomía de la batería del Q4 e-tron concept y disminuye el impacto en el calentamiento global.

Altamente eficiente: motor y suspensión

La plataforma modular para vehículos eléctricos (MEB) ofrece un amplio rango de variantes de motor y niveles de potencia. El Audi Q4 e-tron concept lleva instalada la versión performance, en la que cada eje es impulsado por un motor eléctrico. En la tracción quattro del Q4 e-tron no existe una conexión mecánica entre ambos ejes. En su lugar, un sistema de control electrónico se encarga de distribuir de forma óptima el par, con cálculos que apenas duran fracciones de segundo. Esto permite al SUV eléctrico ofrecer la mejor capacidad de tracción en cualquier condición climatológica y sobre cualquier tipo de superficie.

En la mayoría de los casos, el Audi Q4 e-tron concept utiliza principalmente el motor eléctrico trasero que tiene una potencia de 150 kW y entrega un par de 310 Nm. Por su parte el motor delantero puede suministrar hasta 75 kW y 150 Nm. La potencia total de sistema es de 225 kW. La batería del vehículo tiene una capacidad de 82 kW/h y proporciona una autonomía de 450 kilómetros, según el estándar WLTP. Admite cargas con un máximo de 125 kW de potencia, lo que permite alcanzar el 80% de la capacidad total en poco más de 30 minutos. Sin embargo, el secreto de esta gran autonomía tiene que ver con algo más que una batería de gran capacidad. Al igual que sucede en el primer miembro de la familia e-tron, el Audi Q4 e-tron concept es un auténtico ejemplo de eficiencia. Desde el bajo coeficiente aerodinámico, con un Cd de 0,28, hasta el sofisticado sistema de recuperación de energía, el SUV compacto aprovecha cada oportunidad posible para optimizar su autonomía.

Comportamiento preciso y deportivo

Un factor clave a la hora de lograr un carácter deportivo y dinámica transversal sobresaliente es la posición baja y centrada en la que se colocan los componentes de la mecánica. La batería de alto voltaje encaja de manera óptima con las dimensiones del Audi Q4 e-tron concept. Va ubicada entre los dos ejes en forma de bloque ancho y plano, bajo la célula de los ocupantes. La batería tiene un peso total de 510 kilogramos. Gracias a eso, este concept tiene un centro de gravedad parecido al de una berlina con motor convencional. La distribución de masas en cada eje está perfectamente equilibrada y alcanza una proporción cercana al 50:50. Las ruedas delanteras del Q4 e-tron concept cuentan con un eje con amortiguación adaptativa.

La plataforma modular para coches eléctricos MEB: la base

Las denominadas MLB y MQB –plataforma modular longitudinal y plataforma modular transversal- han escrito una historia de éxito en todos los segmentos de Audi y del Grupo Volkswagen. Las plataformas anteriores fueron diseñadas fundamentalmente para el uso de motores de combustión. Y esta es precisamente la gran diferencia frente a la nueva plataforma modular eléctrica: está pensada para vehículos que se moverán exclusivamente con motores que funcionan con electricidad.

Los ejes, la mecánica y la interacción entre todos los componentes están enfocados y adaptados específicamente a la movilidad eléctrica. La ubicación de la batería de gran tamaño no plantea problema alguno, ya que se ha tenido en cuenta desde el origen, a diferencia de lo que podía suceder con las estructuras anteriores.

La plataforma MEB plantea un gran potencial de sinergias, ya que sirve como punto de partida para autos eléctricos de gran volumen. Permite que la mejor tecnología disponible pueda desarrollarse de manera conjunta entre marcas y usarse en muchos automóviles diferentes del Grupo. La MEB también ayuda a la movilidad eléctrica a abrirse paso incluso en otros segmentos.

Ofensiva eléctrica: doce modelos 100% eléctricos de aquí a 2025

La marca de los cuatro anillos mostró al mundo su ofensiva eléctrica en el evento de lanzamiento del SUV Audi e-tron en septiembre de 2018. Hasta 2025, Audi ofrecerá doce vehículos de propulsión completamente eléctrica en los mercados más relevantes, y se espera que un tercio de las ventas para esa fecha corresponda a este tipo de modelos. Los SUV de esta gama incluyen el e-tron y el e-tron Sportback, que hará su debut este año.

Además, habrá otros modelos con carrocerías más clásicas, tipo Avant y Sportback. Todos los segmentos importantes estarán cubiertos. El Audi e-tron GT concept, un coupé muy dinámico y de altura reducida, fue presentado ante el gran público en el Salón de Los Angeles de 2018. El diseño y el carácter poseerán el ADN de Audi, este proyecto se hará realidad al convertirse en un vehículo de fabricación en serie a finales de 2020.

Fuente: Prensa Audi Argentina
Fotos: Newspress
Audi presentó el Q4 e-tron concept en Ginebra Audi presentó el Q4 e-tron concept en Ginebra Reviewed by Damián Fanelli on 8:30 p.m. Rating: 5

No hay comentarios.

Download