Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro

Audi amplia la gama de modelos deportivos de altas prestaciones, el R8 Spyder 5.2 FSI quattro que utiliza un motor V10. El FSI de 5,2 litros rinde 525 CV (386 KW); acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 313 km/h.

El Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro es alta tecnología en estado puro. La tracción integral permanente quattro le proporciona una tracción insuperable, y en cuanto a la caja de cambios se ofrece como opcional el cambio de marchas secuencial R tronic. La carrocería abierta se ha realizado en aluminio siguiendo el principio de construcción ligera ASF (Audi Space Frame); la completan un gran número de elementos realizados en material compuesto de fibra de carbono. El vehículo cuenta con una ligera capota de material textil, dotada de un accionamiento automático. La calidad de acabados típica de Audi, su gran aptitud para el uso cotidiano y los equipamientos opcionales de alta tecnología de la marca —desde los faros LED hasta el micrófono de cinturón— completan el perfil de este atlético modelo.

El R8 Spyder 5.2 FSI quattro tiene una presencia poderosa en la carretera, ancho, bajo y como si estuviera preparado para salir catapultado hacia adelante.

Sus dimensiones son: 4,43 m de largo, 2,65 m de batalla, 1,90 m de ancho, y sin embargo sólo 1,24 m de alto. Sus dinámicas proporciones y el escultural diseño realzan visualmente el concepto de motor central. El habitáculo está situado en una posición muy adelantada y con un parabrisas muy plano. Las bien dimensionadas tomas de aire verticales parecen esculpidas en los laterales, y el contorno luminoso de la zaga forma una potente silueta ondulada por encima de los pasos de rueda.

La larga zaga del R8 Spyder 5.2 FSI quattro queda estructurada bajo un relieve envolvente de forma elipsoidal. Visto desde arriba, el habitáculo y el compartimento del motor se combinan como si fueran una sola unidad. La ancha y baja parrilla Singleframe del R8 Spyder 5.2 FSI quattro está lacada en negro ultrabrillante. Los faros pueden considerarse obras de arte tecnológicas que utilizan diodos luminosos para todas las funciones.

La luz LED, una de las grandes innovaciones de Audi, tiene una temperatura de color similar a la de la luz natural diurna, por lo cual no resulta molesta para los ojos durante la noche. A esto hay que añadir su elevada vida útil y su consumo energético extremadamente bajo. Independientemente de cuál sea la tecnología de los faros delanteros, la zaga del R8 Spyder 5.2 FSI quattro equipa grupos ópticos con tecnología LED.

El spoiler trasero se despliega automáticamente al alcanzar los 100 km/h; en combinación con el carenado integral de los bajos genera un empuje descendente que pega literalmente el vehículo al asfalto.

Para este deportivo de altas prestaciones, Audi ofrece tres diferentes colores de capota: negro, rojo y marrón. En lo que respecta a la carrocería, se ofrecen las pinturas sólidas Blanco ibis y Rojo brillante, así como los tonos metalizados Gris Suzuka, Marrón teca, Plata hielo, Azul jet y Beige Aruma y las pinturas efecto perla Gris Daytona, Gris lava y Negro phantom. Además, el marco del parabrisas está revestido de una capa elegante de aluminio anodizado.

El R8 Spyder 5.2 FSI pesa tan sólo 1.720 kg, el cambio R tronic le añade 5 kg más. El factor decisivo para conseguir un peso tan reducido es su carrocería de aluminio construida según el principio Audi Space Frame (ASF).

El concepto de carrocería del Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro pone de manifiesto la excelencia con la que Audi combina materiales vanguardistas de construcción ligera. El marco del motor, en el que se han integrado elementos autoportantes, se ha realizado en magnesio ultraligero. Las piezas laterales traseras del biplaza descapotable se han fabricado en un material compuesto de fibra de carbono ultraligero, al igual que la cubierta de la caja de la capota.

La utilización del material compuesto de fibra de carbono permite ahorros de peso de hasta un 60% respecto a los componentes tradicionales de acero, y también permite una mayor libertad en el diseño.

El Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro sale de la planta de Neckarsulm equipado con un cambio manual de seis velocidades. El cambio está acoplado a un compacto embrague de doble disco, que permite cambios de marcha fáciles y extremadamente precisos, con unos recorridos muy cortos, como ya es típico de la marca. La palanca de cambios está realizada en aluminio pulido, y la corredera es de acero inoxidable.

Opcionalmente, el R8 Spyder 5.2 FSI quattro está disponible con el cambio R tronic, un eficiente cambio secuencial de seis velocidades. Las órdenes de cambio se transmiten electrónicamente; un sistema hidráulico se encarga de los cambios de marchas, y también acciona el embrague. El R tronic ofrece un modo de funcionamiento manual y otro automático. Ambos permiten al conductor elegir entre dos programas de cambio.

La tracción integral permanente quattro reparte la potencia del motor a las cuatro ruedas. Es la encargada de proporcionarle el plus decisivo en estabilidad, velocidad en curva, precisión y agarre que permite al R8 Spyder dejar atrás a sus competidores. Las cuatro ruedas motrices parecen anclarse al asfalto a la salida de las curvas, y el conductor puede acelerar antes que en un vehículo con tracción trasera. Debido a su configuración de motor central, el sistema de tracción a las cuatro ruedas en el R8 Spyder cuenta con un diseño especial que presenta una carga mayor sobre el eje trasero.

Durante una conducción normal, el embrague envía aproximadamente un 15% a las ruedas delanteras y un 85% a las traseras. Si las ruedas traseras comienzan a patinar, se envía de forma inmediata un 15% adicional al eje delantero. En el eje trasero un diferencial autoblocante continúa mejorando la dinámica, con un efecto de 25% en tracción y 45% en retención Si una de las ruedas de cualquier eje patinara, se frenaría gracias a la actuación del diferencial electrónico EDS.

Emociones cautivadoras envueltas de competencia técnica total: el R8 Spyder 5.2 FSI quattro es sinónimo de un sistema integrado de velocidad. El deportivo descapotable de altas prestaciones gira en las curvas de forma espontánea, casi refleja, y las completa con una serenidad majestuosa. En situaciones límite ofrece un amplio margen, y resulta fácilmente controlable. La servodirección con accionamiento hidráulico proporciona al conductor una respuesta precisa, y se caracteriza por una relación directa y deportiva de 16,3:1. Como opción, Audi ofrece un tren de rodaje deportivo de ajuste especialmente rígido.

El Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro calza llantas de 19 pulgadas de diámetro. Los neumáticos delanteros son de tamaño 235/35, los traseros, de formato 295/30. El indicador para el control de la presión de los neumáticos va incluido de serie. Como equipamiento opcional Audi ofrece llantas de 19 pulgadas en óptica de titanio.

Detrás de las ruedas encontramos un potente equipo de frenos con discos de 365 milímetros de diámetro en el eje delantero y de 356 milímetros en el trasero. Opcionalmente pueden equiparse con discos de freno perforados carbocerámicos, que resultan extremadamente ligeros, robustos, duraderos, y resistentes a la corrosión.

Este deportivo biplaza de altas prestaciones equipa un programa electrónico de estabilización ESP especialmente configurado. Con sólo pulsar un botón el conductor puede activar un modo deportivo que al acelerar en la salida de una curva permite un sobreviraje espectacular pero seguro. Para una conducción especialmente dinámica, por ejemplo en circuitos de competición, el ESP, junto con la función ASR, puede desactivarse por completo.

El Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro cuenta de serie con un generoso equipamiento. Destacan especialmente las molduras de acceso de aluminio, el equipo Radio concert con siete altavoces, los faros delanteros y ópticos traseros en tecnología LED, el climatizador automático de confort, la capota automática, el sistema antivuelco y el cortavientos. Los tapizados de los asientos en cuero napa fina incorporan calefacción para los días más fríos. Su temperatura apenas aumenta debido a la incidencia de los rayos solares, ya que la tapicería de los asientos contiene pigmentos especiales que reflejan los rayos infrarrojos de la luz solar.

Las opciones multimedia incluyen un equipo de sonido Bang & Olufsen con 465 vatios de potencia, el sistema Audi Music Interface que permite una fácil conexión de un reproductor externo, un cambiador de CD, la preinstalación Bluetooth para teléfono móvil y una cámara de marcha atrás para facilitar las maniobras de estacionamiento.

Una atractiva novedad de Audi es el micrófono de cinturón para el dispositivo de manos libres y el sistema de diálogo por voz, que permite hablar por teléfono incluso con la capota abierta conduciendo por autopista. Este sistema se compone de tres pequeños micrófonos planos, incrustados en cada uno de los cinturones de seguridad, de los cuales al menos uno se encuentra siempre en la posición ideal para el hablante al llevar el cinturón abrochado. En el marco del parabrisas se ha integrado un cuarto micrófono.

Fuente: Prensa Audi Argentina
Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro Audi R8 Spyder 5.2 FSI quattro Reviewed by Damián Fanelli on 8:23 p.m. Rating: 5

No hay comentarios.

Download