EL NASCAR SE DESPIDIO A PURO TROMPO


El NASCAR 3M Racing completó esta mañana en el autódromo “Juan y Oscar Gálvez” de la Ciudad de Buenos Aires las espectaculares exhibiciones que comenzaron el día viernes, siempre con Matías Rossi a bordo. El Ford Fusion n° 16 que compite en la Sprint Cup Series de la categoría norteamericana aceleró en el circuito n° 12 brindando un show incomparable, con muchísimos trompos que hizo Matías frente a las tribunas para completar el espectaculo.

Como ocurrió el viernes y el sábado, Matías Rossi fue el encargado de llevar adelante la especial tarea de conducir el impresionante NASCAR, que acaparó todas las miradas, tanto en la zona de boxes como en la pista. El auto es manejado habitualmente por Greg Biffle, ganador de las dos últimas carreras de NASCAR.

A las 11.30, un rato antes de que se inicie la Carrera del Año, Rossi volvió a acelerar el potente motor V8 de 750 CV de potencia para cumplir con las exhibiciones programadas para este fin de semana del NASCAR, vehículo que por primera vez se presenta en nuestro país gracias al Top Race y 3M. Nadie se quiso perder detalles y llevarse la foto de recuerdo junto al auto del 3M Racing que estuvo exhibido en el box.

Luego de dar un par de vueltas al circuito, Matías paró frente a la tribuna de 3M y comenzó con una serie de trompos ante el delirio del público, que aplaudió con ganas la acción. Luego repitió la escena frente a las demás tribunas.

“Le agradezco muchísimo a 3M y al Top Race por permitirme darme este lujo, por cumplir este sueño de manejar el NASCAR. Además, el hecho de ser el primer piloto argentino en conducir este tipo de autos tiene un gusto especial. Hoy me animé a darle un poquito más, pero es una sensación rara porque no frena tanto como estoy acostumbrado. De arriba es terrible lo que acelera. Yo no estoy muy acostumbrado a esta sensación, es muy potente, pero es muy linda. Ni puedo imaginarme lo que debe ser correr una carrera de 200 vueltas. Pero en resumen fue una experiencia espectacular, una de las más linda en mi carrera, sin dudas. Y además, poder hacerlo ante tanta gente y en el autódromo de Buenos Aires, le agregan importancia a manejar el NASCAR. Lo de los trompos fue divertido, me dijeron que con la cámara a bordo se me notaba la sonr! isa que tenía. La verdad es que fue muy lindo", señaló Matías.

Tras las impactantes vueltas que dio en Buenos Aires, el Ford Fusion n° 16 de Greg Biffle regresará a los Estados Unidos, a incorporarse al equipo Roush Fenway Racing, estructura que actualmente lidera el campeonato de la especialidad. Fue la primera vez que el público pudo ver girar en la Argentina a un NASCAR. Y como dijo Matías, fue una experiencia espectacular, para él, para 3M, para el Top Race y para la gente, fundamentalmente.

Prensa TRV6
EL NASCAR SE DESPIDIO A PURO TROMPO EL NASCAR SE DESPIDIO A PURO TROMPO Reviewed by Damián Fanelli on 4:12 p.m. Rating: 5

No hay comentarios.

Download